Estrés térmico por calor: Cómo tratarlo en tu empresa

El calor extremo puede suponer un alto riesgo para la salud de los trabajadores y la causa de accidentes laborales. En algunas ocasiones, estos riesgos pueden presentarse de repente, y tener desenlaces rápidos e irreversibles.

La seguridad laboral es uno de los factores que más importancia y dedicación hay que emplearle en un entorno de trabajo, pero en muchos casos se ve afectada provocando altos costes para las empresas. En todos los sectores profesionales e industrias, el equipo humano está expuesto a múltiples tipos de riesgos, y es que para poder prevenirlos hay que contar con los equipos de protección individual, y la señalización pertinente, y de este modo evitar cualquier tipo de accidente.

El estrés térmico en el entorno de trabajo

El estrés térmico por calor aparece cuando el cuerpo sufre una alteración en el control de la temperatura interna por la carga de calor que recibe y acumula la persona. Cuando la temperatura central del cuerpo alcanza los 37,6°C, el estrés por calor empieza afectar la salud de la persona.

La exposición prolongada a las altas temperaturas y una hidratación inadecuada provoca que el cuerpo del individuo se altere. Sufre una sobrecarga fisiológica que puede desencadenar sarpullidos, calambres, agotamiento o incluso golpes de calor. Algunas de las condiciones climatológicas que el trabajador debe tener en cuenta más allá de la temperatura son, por ejemplo, la exposición directa al sol, humedad, circulación de aire limitada, equipos calientes, fuentes de radiación de calor y la ropa, entre otras.

Prevenir el estrés por calor en el trabajo con equipos de enfriamiento

Las enfermedades relacionadas con el calor son 100% evitables cuando se conocen los síntomas, riesgos y soluciones. No podemos cambiar el clima, pero sí cambiar la forma de trabajar con calor.

Los EPIS de enfriamiento ofrecen refrigeración y protección contra el estrés y la fatiga por calor, permitiendo al trabajador conseguir un mayor rendimiento. Los sistemas absorbentes, evaporativos, cambio de fase y de hidratación utilizan tecnologías que ayudan a combatir las temperaturas dañinas para los trabajadores.

Los sistemas evaporativos son sencillos, efectivos y pueden utilizarse en ambientes de trabajo al exterior o interior. Su funcionamiento es mejor en ambientes de trabajo secos, condiciones de baja a moderada humedad y requieren flujo de aire para iniciar el proceso de evaporación.

A continuación, mostraremos las cuatro tecnologías que utilizan el principio de la evaporación.

Evaporación en Seco

La tecnología de la evaporación en seco proporciona de forma inmediata un enfriamiento de larga duración hasta 3 días. Una vez llenada la prenda con agua, hay que distribuirla de manera uniforme, tratando de maximizar las funciones de los equipos de seguridad industrial ante el riesgo de estrés térmico.

Para iniciar el proceso de evaporación se requiere flujo de aire, entonces se libera agua gradualmente a través de la evaporación para mantener la solución refrigerante fresca, seca y cómoda.

El sistema está equipado para mantener al usuario a una temperatura 15 °C por debajo de la temperatura ambiente.

Cristales de Polímeros Acrílicos

Otra tecnología eficaz que no usa geles ni productos químicos son los cristales de polímeros acrílicos. Cuando se sumergen en agua fría de 2 a 5 minutos, los polímeros acrílicos absorbentes se expanden mientras aspiran suficiente agua para crear un enfriamiento de hasta 4 horas.

Una vez finalizado el efecto, es necesario remojar la prenda para reactivarlo. Por ejemplo, usan esta tecnología el chaleco de control de la temperatura evaporativo, las almohadillas y los cojines de refrigeración, entre otras soluciones.

Acetato de Polivinilo (PVA)

Las soluciones de Acetato de Polivinilo (PVA), cuentan con una excelente capacidad de retención de agua sin volverse voluminosas.

Utilizan una tecnología de refrigeración avanzada que las mantiene secas al contacto, ofreciendo un alivio refrescante de hasta 4 horas. Para reactivar el efecto simplemente hay que remojar la prenda. Utilizan este material las toallas de refrigeración evaporativa, los pañuelos y las bandanas de enfriamiento.

Microfibra

En el caso de la microfibra es un sistema evaporativo diseñado con fibras sin químicos, que retienen el agua y ofrecen refrigeración inmediata una vez se moja la prenda. El material de fabricación es suave y absorbente, a la vez que permite un efecto de enfriamiento de hasta 3 horas.

El exceso de calor corporal aumenta la probabilidad de sufrir accidentes de trabajo. Para conseguir las condiciones de seguridad idóneas es necesario tomar las medidas preventivas acorde a cada puesto de trabajo.

Desde Baroig ofrecemos asesoramiento tanto en la selección como en el suministro de soluciones de enfriamiento para combatir el calor.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar