La sordera laboral es un grave problema que afecta a trabajadores por la exposición prolongada a niveles de sonido elevados durante meses y años sin tomar las medidas oportunas. Sufriendo así una pérdida de audición progresiva e irreversible.

¿Por qué es peligroso el ruido? Los riesgos del ruido dependen de la intensidad y también de la duración de la exposición. El ruido es peligroso a partir de 80 decibelios. Exponerse a 80 decibelios durante 8 horas produce el mismo impacto nocivo sobre la audición que: 45 minutos a 90 db, 15 minutos a 95 db, y a 30 segundos a 115 db. Y la sordera es irreversible, lo que se pierde ya no se puede recuperar. Por tanto, necesitamos una protección eficaz. Para lograrlo, es necesario utilizar los tapones el 100% del tiempo de exposición al ruido.

Adaptación a las protecciones auditivas

Es importante tener en cuenta que hay un tiempo de adaptación a los protectores auditivos de máximo de tres semanas. En sus primeros días, es recomendable su uso gradual, por ejemplo, puedes usarlos dos horas al final de la jornada, sin olvidarse de usar antes las otras protecciones auditivas. Puedes aumentar su uso poco a poco, así todos los días, hasta el final de la tercera semana. Hay trabajadores que se acostumbran rápidamente, en tan solo algunos días, pero otros tardan un poco más.

En el vídeo de concienciación también te mostraremos la importancia del mantenimiento de las protecciones auditivas y los pasos que seguimos en la toma de la impresión auditiva. Para más información dudes en contactarnos.

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN
  • ¿Te ha parecido útil la información?
  • No