El constante flujo de trabajadores, mercancías y vehículos en almacenes, fábricas y naves industriales puede suponer un riesgo de accidentes sino se toman las medidas de prevención oportunas. La falta de visibilidad en distintos puntos dificulta algunas maniobras y pone en peligro a los peatones.

Una solución efectiva para mejorar la seguridad es la instalación de espejos industriales resistentes y duraderos. Existen distintos tipos en función de la superficie, el material, el uso, la distancia entre el espejo y el observador, el ángulo de direcciones a controlar, o la curvatura, como por ejemplo, el espejo Check Point (diseñado para áreas de producción y almacenes), el Check Mirror (espejo con curvatura cóncava que permite el monitoreo de líneas de producción), o espejos de seguridad 90°/180°/360° (fabricados de acrílico ligero y resistente a los impactos).

Para adecuarse al entorno industrial y soportar condiciones adversas, la superficie del espejo está protegida con una capa de acrílico o policarbonato. El diseño es compacto y robusto, y la parte posterior de los espejos también está compuesta de acrílico resistente a los golpes. Además, la instalación es sencilla, fuerte y segura gracias al uso de un soporte sólido.

Estos espejos no solo se utilizan en empresas industriales, pueden resultar de utilidad en muelles de carga, supermercados, parkings, entre otras aplicaciones. Para cualquier duda o consulta puedes rellenar el formulario que encontrarás a continuación o contactarnos al correo comunicacion@baroig.com .

AMPLIAR INFORMACIÓN DE ESPEJOS INDUSTRIALES SOLICITAR INFORMACIÓN