Imagínate que estás en tu taller, trabajando cerca de máquinas que producen un ruido ensordecedor. Obviamente, tienes puestos tus protectores auditivos. Tu gerente te dio unos tapones desechables o unas orejeras. A veces usas ambos juntos. Esos dispositivos te alivian del efecto del ruido.

Ahora, miras hacia la derecha y Juan te está hablando. No puedes escuchar. Solo ves que se esfuerza, gritándote algo. Y de repente sientes un golpe fuerte en la espalda. Se te cayó encima una pieza de madera de 5 kilogramos. El dolor es real. Casi te desmayas.

¿Cuál es el problema en esa situación? Si hubieras podido escuchar a Juan, probablemente su alerta te hubiese evitado ese accidente. Pero con esos tapones o esas orejeras, no escuchabas el ruido; tampoco a tu compañero.

Ya no tienes que elegir entre protección y comunicación. Existen tapones fabricados a medida contra el ruido, con un filtro acústico, el cual permite reducir el nivel de ruido sin alterar la voz humana. Podrás escuchar a tus compañeros hablándote, ya sea frente a frente, por radio o por celular. Tendrás conciencia de tu entorno, evitando así accidentes. Ya somos más de 2 millones de personas usándolos en el mundo entero.

Pregunta como probar los tapones de Cotral Lab o escribiendo a comunicacion@baroig.com

SOLICITAR INFORMACIÓN Infórmate sobre protectores auditivos a medida