Las superficies y alfombras ergonómicas están diseñadas para trabajar con el cuerpo humano, facilitando de este modo las tareas que el cuerpo realiza. Mejoran el confort del trabajador reduciendo los riesgos de accidente músculoesquelético, aislando al trabajador del frío y las vibraciones.

En el caso de una estación de trabajo de pie, las superficies ergonómicas tienen una importancia fundamental en la reducción y eliminación de la fatiga, incluyendo estrés y tensiones a largo plazo. También supone un ahorro para tener en cuenta, ya que incrementa la productividad de los trabajadores al mismo tiempo que disminuye el riesgo de lesión, desencadenante de futuras indemnizaciones laborales.

Las alfombras ergonómicas están diseñadas especialmente para estimular la circulación en los pies, piernas y baja espalda, cuidando la salud personal del trabajador.

SOLICITAR INFORMACIÓN