La realización de trabajos en alturas (tareas que se llevan a cabo a una altura superior a dos metros del suelo) es habitual en actividades del ámbito de la construcción, instalación y mantenimiento de diferentes sectores, desde plataformas petroleras, industrias químicas, a turbinas eólicas o torres de telecomunicaciones, entre otros. Estos trabajos por su naturaleza implican riegos para las personas y equipos que obligan a aplicar una estrategia preventiva que minimice los accidentes laborales. En la actualidad, existen en el mercado diferentes sistemas y elementos homologados para la ejecución de trabajos verticales de forma segura como son las herramientas anticaídas.
Además, eliminar la posibilidad de accidentes por caídas de objetos es una parte importante de cualquier programa de seguridad. El riesgo de caída es particularmente mayor en áreas de trabajo en altura, principalmente en actividades de perforación, producción química y construcción. Por ejemplo:

  • Áreas por debajo de las operaciones de elevación
  • Grúas
  • Áreas de trabajo elevadas o plataformas como plataforma de trabajo aérea (AWP), plataforma de trabajo elevable (EWP) o plataforma de trabajo elevable móvil
  • Espacios de trabajo donde el equipo se monta en el techo
  • Carretillas elevadoras
  • Mal apilamiento de materiales
  • Andamios
SOLICITAR INFORMACIÓN

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar