Una solución para reducir los accidentes en zonas de trabajo con paso constante de peatones y vehículos es la instalación de protecciones y barreras flexibles, que protegen las áreas peatonales del tráfico industrial y aportan máxima seguridad con la absorción de la energía de un impacto en caso de colisión.

A diferencia de las barreras y protecciones hechos de acero, se evita el riesgo de ruptura, ya que su flexibilidad permite absorber las fuerzas de los golpes para luego disiparlas por todo el material de protección. Además, el plástico especial procesado no daña las barreras ni el vehículo, y por lo tanto se reducen notablemente los costes de mantenimiento.

Debido a su alta visibilidad, son ideales para ser instalado en estacionamientos, entradas y para la separación de áreas peatonales.

SOLICITAR INFORMACIÓN

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar