El chaleco refrigerante por evaporación en seco proporciona de forma inmediata un enfriamiento de larga duración (hasta 3 días). De uso fácil, se activa llenándolo de agua fría. Ligero y durable, combate el estrés por calor al mantener a los trabajadores frescos, seguros y productivos.

Dependiendo de la temperatura y humedad del exterior, el chaleco se enfriará hasta 15 grados por debajo de la temperatura ambiente. Aunque hay que tener en cuenta que una humedad alta del 60% – 80% puede reducir su capacidad de enfriamiento.

 

SOLICITAR INFORMACIÓN

Activación del chaleco refrigerante por evaporación, paso a paso:

  1. Llenar el chaleco con agua fría (400-600 ml) por tapa de llenado hermética situada en la parte trasera del chaleco.
  2. Distribuir el agua de manera uniforme desde la parte posterior hasta la parte delantera.
  3. Se libera agua gradualmente a través de la evaporación para mantener el chaleco fresco, seco y cómodo. Para iniciar el proceso de evaporación se requiere flujo de aire.

Ajustar correctamente el chaleco le ayudará a sentir el efecto de enfriamiento. Los paneles laterales de malla proporcionan elasticidad para mayor comodidad. Es recomendable vestir una camiseta ligera debajo. También es posible usarlo debajo de otras prendas, pero el chaleco necesita suficiente flujo de aire para poder evaporar el agua.

 

Chaleco refrigerante por evaporación en seco

chaleco refrigerantechaleco refrigerante

 

 

SOLICITAR INFORMACIÓN

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar