¿Qué tipo de bidones de seguridad escoger para líquidos inflamables?

En el mundo industrial, donde la manipulación de líquidos inflamables es una práctica común, la seguridad es primordial. Cumplir con las regulaciones de OSHA es fundamental al almacenar y manejar líquidos inflamables. En este artículo, proporcionaremos respuestas a cinco preguntas clave para ayudarte a seleccionar el bidón de seguridad adecuado que satisfaga tus necesidades específicas. De esta manera, podrás asegurar un almacenamiento seguro y cumplir con los estándares de seguridad requeridos.

1. ¿Está aprobado el bidón de seguridad por UL o FM?

Empresas de pruebas independientes como Underwriters Laboratories (UL) y FM Global certifican productos que cumplen con las normas de OSHA y NFPA. Algunas de las características básicas que verifican son las siguientes:

  • ¿Tiene una tapa de cierre automático? Esto evita que los vapores o fuentes de ignición caigan en el bidón cuando no está en uso.
  • ¿Hay supresor de llama? Estas rejillas de metal disipan el calor y evitan que las fuentes de ignición alcancen los vapores en el bidón.
  • ¿El bidón tiene una válvula de ventilación automática? Cuando un incendio rodea un bidón de seguridad, el calor provoca un aumento de presión. Si esta presión no se libera, el bidón podría llegar a explotar.

2. ¿El material del bidón de seguridad es compatible con los productos químicos que necesito almacenar?

La elección del material para las latas de seguridad es importante porque ciertos productos químicos son corrosivos. Si el producto químico ataca el material del bidón de seguridad, esta podría filtrarse, creando un riesgo de incendio. La solución son bidones de seguridad de acero galvanizado, polietileno y acero inoxidable. De este modo, siempre hay que consultar la Hoja de Datos de Seguridad (SDS) del producto químico involucrado para determinar cuál es el mejor contenedor para su aplicación.

3. ¿Cuál es el tamaño mínimo del bidón de seguridad que cumple con mis requisitos?

El propósito de un bidón de seguridad es minimizar el riesgo de incendio al manipular líquidos inflamables. Cuanto más líquido inflamable maneje, mayores serán las consecuencias de un incendio.

Si su taller utiliza un bidón de 3,7 litros para limpiar piezas, use una lata de seguridad de 7,5 litros para volver a llenar. Un bidón más grande puede parecer más flexible, pero el exceso de líquido no tendría ninguna ventaja. De hecho, solo aumentaría la gravedad de un incendio si algo saliera mal.

4. ¿Cuál es el propósito principal del bidón de seguridad?

Hay dos estilos principales de latas de seguridad: Tipo I y Tipo II. Estos estilos se definen por el diseño de la tapa y los métodos de llenado y vertido. OSHA exige que todas las empresas o negocios utilicen latas de seguridad Tipo I y Tipo II.

Bidones de seguridad tipo I

Los bidones de seguridad tipo I de Justrite cuentan con una única abertura para verter y dispensar líquidos. Las características de seguridad principales incluyen la tapa con resorte, el arrestador de llamas y el asa.

  • Las tapas con resorte sellan el contenido del bidón de seguridad, evitando derrames peligrosos y la liberación de vapores. También permiten que el recipiente se ventile automáticamente si la presión dentro del bidón aumenta, para evitar rupturas o explosiones en caso de incendio.
  • Los supresores de llama disipan el calor que ingresa en el bidón de seguridad, evitando que las chispas alcancen el espacio de vapor dentro del mismo.
  • Las asas redondeadas y libres de movimiento hacen que el bidón de seguridad sea fácil de transportar y reducen la presión ejercida en el interior de la tapa.

Los bidones de seguridad tipo I están diseñados principalmente para verter en recipientes con grandes aberturas de recepción, como tanques de enjuague o limpieza. Algunos bidones de seguridad tipo I de Justrite vienen con un embudo adjunto para llenar recipientes con aberturas más pequeñas. Todos los bidones de seguridad tipo I de Justrite cumplen con los requisitos de OSHA y NFPA, y están certificados por FM, UL/ULC y TUV.

Bidones de seguridad tipo II

Los bidones de seguridad Tipo II de Justrite tienen dos aberturas. Los usuarios llenan el bidón de seguridad a través de la abertura grande. Una segunda abertura está equipada con una manguera de metal flexible para dispensar de manera controlada en aberturas más pequeñas.

Los bidones de seguridad Tipo II tienen la misma tapa con resorte y supresores de llamas que los bidones de seguridad Tipo I. También ofrecen características de seguridad adicionales asociadas con las dos aberturas.

  • Los bidones de seguridad Tipo II de Justrite cuentan con un colector AccuFlow™ con un mango de gatillo Safe-Squeeze®. Este gatillo evita la formación de un vacío durante el dispensado, lo que resulta en un flujo de líquido suave y sin glug. El usuario controla la velocidad de descarga apretando el gatillo con más o menos fuerza.
  • Una manguera de metal flexible de 229 mm permite a los usuarios apuntar a aberturas pequeñas para un vertido preciso. Las mangueras están disponibles en diámetros de 2,5 cm y 1,5 cm para un vertido preciso.
  • Los bidones de seguridad Tipo II cuentan con un asa fija. Esta asa actúa como una barra de protección para proteger la tapa en caso de que el bidón de seguridad se vuelque.
  • La abertura más grande en un bidón de seguridad Tipo II actúa como un puerto de llenado rápido. Una palanca ergonómica facilita y asegura el llenado del bidón.

Todos los bidones de seguridad Tipo II de Justrite cumplen con los requisitos de OSHA y NFPA, y están certificados por FM, UL/ULC y TUV.

5. ¿Qué color de lata de seguridad necesito?

Los accidentes pueden ocurrir si las personas confunden el contenido de un bidón de seguridad. La codificación de colores es clave para prevenir tales incidentes. Los colores estándar para las latas de seguridad son los siguientes:

  • Rojo: Gasolina
  • Azul: Queroseno
  • Amarillo: Diesel
  • Verde: Aceite


Si deseas acceder a detalles adicionales, por favor, haz clic en el enlace proporcionado a continuación.

ENTRADAS RECIENTES