Search
Close this search box.

¿Cómo escoger el actuador portátil para válvulas más adecuado?

En el siguiente artículo expondremos paso a paso como escoger el actuador portátil para la apertura válvulas más adecuado para conseguir una manipulación con un mínimo esfuerzo, total seguridad y en un tiempo reducido.

¿Qué actuador escoger para cada aplicación?

La elección de qué tipo de actuador portátil para manipular válvulas es sencilla. Existen tres tipos de motor a elegir:

  • Motor eléctrico de batería
  • Motor de aire comprimido
  • Motor de gasolina

El siguiente paso será determinar la potencia, velocidad y torque requerido para el actuador portátil. Existen tres tipos de rangos de actuadores:

  • Ligeros: Son livianos y compactos. De torque moderado. Su principal ventaja es el considerable ahorro de tiempo en las operaciones.
  • Los actuadores para servicio standard son herramientas con un amplio rango de velocidad y torque con el que se puede manipular la mayoría de válvulas.
  • Los actuadores para servicio pesado son utilizados principalmente para torques altos y permiten operar con sistemas pesados.

Como opciones especiales se incluyen un contador de revoluciones, el cual proporciona una lectura instantánea de la velocidad y el número de revoluciones por minuto. Y un limitador de torque que garantiza que el actuador se apagará cuando se alcance el torque seleccionado para ayudar tanto al equipo como al operador.

Finalmente seleccionaremos el cabezal que requiera el actuador portátil. Si la válvula cuenta con vástago ascendente en medio del volante, seleccionaremos el Banjo Head. De lo contrario necesitaremos ya sea el cabezal recto o el de ángulo recto. Como recomendación, si necesita el torque máximo use el Banjo Head.

¿Qué adaptador hay que usar?

La elección depende enteramente de la forma del volante y de la facilidad de acceso.  Para volantes planos o ligeramente cónicos puede escoger diferentes tipos de adaptadores:

  • El adaptador universal fijo consta de un plato el cual puede ser fijado con ejes que pueden ir de tres a cinco dependiendo del número de radios que contenga el volante. El actuador se fija al volante por si solo. Por lo que con un solo actuador podemos operar prácticamente cualquier volante plano o ligeramente cónico.
  • El adaptador autoajustable es un sistema fácil de montar en el volante y que se centra automáticamente. Con esto se evita cualquier riesgo de movimiento incontrolable de la maniobra.
  • El adaptador para volantes planos se fija de manera fácil y rápida. Este adaptador es comúnmente recomendado cuando se usa una extensión. Por ejemplo, cuando el volante es de difícil acceso.
  • Para volantes cónico puede usar tres modelos de adaptador que pueden operar volantes que tengan de dos a seis rayos.
  • El adaptador universal es una placa que debe ser instalada en el volante. Es una buena elección si solamente se cuenta con uno o dos volantes a manipular. De la misma forma se adapta para usar en volantes tanto planos como cónicos.

Finalmente, si el dispositivo a manipular no tiene volante, aconsejamos el uso del adaptador universal, que es adecuado para todas las entradas estándares comerciales. Eso solo deja como casos especiales las válvulas enterradas o subterráneas. Para estos casos se necesita el brazo telescópico. El extremo del mismo cuenta con un casquillo que coincide con el cuadro de la válvula. Para posibles problemas de alineación o acceso, también tenemos disponible una junta universal.

Sistema de reacción de torque

Para mejorar la seguridad, use un sistema de reacción de torque. Este absorbe eficazmente la fuerza creada por el actuador en el volante a través de una cadena, una correa o una barra fija para que el operador pueda trabajar con toda seguridad. Todos los actuadores cuentan con un brazo de reacción de torque y una cadena o correa capaz de resistir el torque. El brazo de reacción también está disponible en formato doble, es decir, con dos puntos de fijación para proporcionar una estabilidad completa.

Para volantes altos existen los opciones de sistema:

  • Un brazo articulado que puede ser conectado al remolque del vehículo. Su colocación sólo tarda un par de segundos y se le garantiza una estabilidad total. Un brazo articulado sobre el que se apoya el operador bloqueando así la rotación del actuador. Este sistema se puede adaptar a muchas configuraciones si el volante es de difícil acceso.
  • El bípedo telescópico es ligero y fácil de instalar. Como sus patas telescópicas pueden ser posicionadas en el suelo, en una pared u orientado hacia arriba, el bípedo puede adaptarse a un volante en cualquier posición.
  • El soporte para válvulas subterráneas o enterradas está diseñado para válvula a las que sólo se puede acceder usando una llave en “T” a través de aperturas en el suelo. Se instala en menos de un minuto.

Junto con nuestro partner Modec, podemos diseñar sistemas de reacción de torsión adecuados a sus necesidades. Para ampliar información sobre los actuadores portátiles de válvulas puedes consultar nuestra web aquí o contactarnos al correo [email protected] .

 
CATEGORÍAS
ENTRADAS RECIENTES